Enid Esquivel: Entre la cata y el tueste

A Enid Esquivel el café le ha dado todo. Una profesión, una empresa y un nuevo país. A los 16 años de edad, en su natal Costa Rica, empezó su largo romance con el café ya que su familia es productora de café. En los meses de vacaciones se involucraba en la cosecha y en el procesamiento final del grano, por lo que a corta edad ya era una experta. Se formó como catadora, barista y tostadora. También es catadora Q Grader por el Coffee Quality Institute (CQI), que es la más importante certificación que pueden obtener quienes se dedican a esta labor.

A los 21 años llegó al Perú para trabajar con una corporación cafetalera que le dio la oportunidad de conocer diferentes cafés de la selva y el norte del país. Esto le hizo ver el enorme potencial que pueden desarrollar los cafés especiales peruanos con una mayor capacitación a nuestros caficultores desde su labor como catadora y tostadora. Ambas especialidades son la guía que el productor necesita para saber qué mejoras debe aplicar en sus procesos.

Hace un año creó Tika Coffee Perú, una marca de café con la que busca encontrar los mejores cafés especiales peruanos para darles el tostado que logre que afloren los aromas y sabores originales del grano. Obtener la mejor taza de café es su obsesión. En Lima puedes encontrar su café en El Bigote Coffee & Waffles de Barranco, pastelería Dutén de Los Olivos y en Café Villa de Chorrillos; así como en Monkey Coffee Cusco.

Recientemente ha sido jueza nacional en Taza de Excelencia Perú 2017, una competencia que por primera vez se realiza en el país para reconocer a los mejores cafés nacionales. ¿Qué es un catador? y ¿Cómo podemos reconocer un buen café? Enid lo explica en el siguiente video:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *