Starbucks busca crear un vaso de café 100% reciclable

Starbucks lanzará esta semana un reto dirigido a sus consumidores: diseñar un vaso de café reciclable al 100%. El premio: US$10 millones. No es una tarea fácil puesto que se requiere un vaso capaz de mantener la bebida caliente y, que al mismo tiempo, sea amigable con el medio ambiente. El objetivo es hacer realidad este vaso al 2021.

En la actualidad la industria utiliza vasos hechos de cartón en combinación con una delgada capa de plástico. Esto logra que la bebida se mantenga caliente y evita que el cartón se disuelva por efecto del calor. Sin embargo, esta mezcla hace que la taza sea difícil de reciclar: cada uno de estos vasos de café se tarda 20 años en descomponerse.

Desde 2008, la multinacional trabaja para reducir el impacto que generan sus conocidas tazas de café en el medio ambiente. En 2010 se comprometió a garantizar que para 2015 el 100% de sus vasos serían reusables o reciclables, algo que, pese a sus esfuerzos, no ocurrió.

“Nadie está satisfecho con el progreso gradual que ha hecho la industria hasta la fecha; simplemente no se está moviendo lo suficientemente rápido”, dijo Colleen Chapman, vicepresidenta de impacto social de Starbucks a través de un comunicado de prensa.

Según informa CNN Money, los envases que actualmente usa Starbucks están hechos con el 10% de fibra reciclada después del consumo, pero estas solo pueden ser recicladas en ciudades con la infraestructura apropiada como Seattle, San Francisco, Nueva York y Washington, entre otras grandes urbes de Estados Unidos.

Además del desafío, Starbucks está por realizar su decimotercera prueba en un vaso con un forro interior hecho de fibra vegetal para ver si puede evitar que el líquido caliente se filtre. Los esfuerzos de la compañía están enfocados a atender las demandas de una coalición de grupos ambientales que se han unido en Break Free from Plastic campaign que tiene como objetivo que esta empresa opere con vasos 100% reciclables.

Cerca de 600.000 millones de este tipo de vasos son distribuidos en todo el mundo cada año, y Starbucks es responsable de cerca de 6.000 millones, según un comunicado de la compañía. Pero no es solo el problema de esta cadena de cafeterías. Dunkin’ Donuts ha anunciado recientemente que se deshará de los vasos de espuma por completo en el año 2020. Para ello trabaja en el diseño de sus propias tazas de papel reciclable. Por su parte, McDonald’s también dijo que eliminaría los vasos de espuma y los reemplazará con materiales renovables o reciclables para el 2025. Veremos si cumplen sus promesas, por el bien del planeta.

*Con información de CNN Money y Greener Ideal

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *