Café filtrante: la taza rápida

Los cafés filtrantes son una alternativa interesante para quienes buscan disfrutar una taza de café de forma rápida y práctica. Están hechos a medida de los coffee lovers que no tienen el tiempo suficiente para pasar café en un método de extracción o ir a una cafetería. Cada filtro de café contiene la cantidad exacta de café molido para una taza. No son cafés solubles, es básicamente la molienda concentrada en un bolsa filtrante o filtro. 

Se trata de una tendencia mundial en alza y que ofrece cafés orgánicos, por lo general en blends, con diferentes rangos de tueste para cada gusto. La comercialización se suele hacer vía delivery o a través de una suscripción, lo que garantiza que jamás dejemos de tener café a la mano. Estas son las marcas que actualmente podemos encontrar en el mercado peruano:

CAFÉ MONREAL

Café Monreal / Foto: Santiago Gómez

Es una marca que nace en 1995 en Villa Rica, en la provincia de Oxapampa. Tiene presentaciones en grano y café molido así como bolsas filtrantes que se colocan en la taza. Cada bolsita contiene 8 gramos de café, la cantidad que la marca recomienda para obtener una buena taza. Esta se debe colocar dentro de la taza y luego se vierte agua caliente. Se espera de 3 a 4 minutos para que se dé la infusión adecuada. Después solo hay que retirar la bolsa y a disfrutar.

E-mail: cafemonreal@gmail.com

ESSENZA COFFEE

Foto: Essenza Coffee

Es una marca creada en el 2016 por tres estudiantes de la Universidad del Pacífico. Se trata de filtros que se colocan encima de una taza. Se vierte agua caliente encima. El proceso de filtrado se realizará en aproximadamente 90 segundos. Ofrece dos tipos de café de acuerdo a variedades distintas de arábica, procedentes de Junín: Golden (equilibrado y frutal) y Black (fuerte y con cuerpo). De esta manera, uno podrá escoger el sabor de su preferencia. Además se puede elegir entre presentaciones de 3 y 10 filtros.

E-mail: consultas@essenzacoffee.com

IYARI COFFEE

Iyari Coffee / Foto: Santiago Gómez

Se funda en 1958 en Alto Yurinaki, en Chanchamayo, Junín. Su propuesta consiste en bolsas filtrantes provistas de pequeñas asas de papel (u orejas) que se sujetan a la taza. Cada filtro viene en un empaque sellado. El filtro debe abrirse y colocarse dentro de la taza, usando las orejas de enganche. Luego hay que humectar el café con un poco de agua caliente y dejar respirar durante 20 segundos. Después se continuará vertiendo 6 onzas de agua caliente de manera lenta y uniforme a través de la bolsa del filtrante y listo.

Web: http://www.iyaricoffee.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *