LA RUTA CAFETERA

Café Ayacuchano, marca bandera del Vraem

30 - marzo - 2019 / Por: Norka Peralta

Pedro Ñahui Atao es el embajador de Café Ayacuchano, una marca que representa a los caficultores del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) que comercializan directamente su café tostado y tienen presencia en una red de cafeterías que han aumentado el consumo de café en la región Ayacucho.

Pedro Ñahui en la cafetería de Café Ayacuchano en Ayna-San Francisco / Foto: Cafelab.pe

Su labor es titánica. Además de los bajos precios del café, su cultivo crece en el VRAEM, en donde la hoja de coca va ganando terreno y la roya amarilla aún tiene una grave presencia, dañando las plantas y afectando su calidad y producción. Estos factores han llevado a muchos caficultores a reemplazar sus plantas de café por hoja de coca para subsistir en un ámbito político y geográfico extremadamente difícil, sin vías adecuadas para sacar sus productos hacia otras regiones y la presencia de remanentes terroristas y el narcotráfico.

Frente a este panorama, Pedro convocó en el 2011 a 30 familias de La Mar para crear su propia marca, mejorar la calidad de su café y llegar con un producto terminado al consumidor final. Así nació Café Ayacuchano. Empezaron vendiendo café tostado de puerta en puerta y en ferias regionales.

Hoy en día cuentan con cuatro locales en Huamanga: el terminal terrestre de la ciudad, la ex cárcel Shozaku Nagase, el Centro Cultural San Cristóbal y una cafetería que está en la misma Plaza de Armas de la capital ayacuchana. También tienen una cafetería al lado de la Municipalidad distrital de Ayna-Sa Francisco y en Kimbiri, Cusco. Y son parte del programa de desarrollo alternativo que impulsa la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA).

Pedro Ñahui de Café Ayacuchano / Foto Cafelab.pe

Esta red de cafeterías les ha permitido aumentar la venta de cafés ya que se ha generado una gran demanda en la misma población, especialmente de frappes, capuchinos, americanos, helados y café pasado. Esto los ha llevado a que se capaciten en el tostado de su propio café y ha logrado que sus hijos aprendan sobre barismo y sigan vinculados a la tradición cafetera de Ayacucho. También han podido implementar una planta de procesamiento con dos tostadoras, una trilladora, clasificadora y un molino.

En el 2016, gracias a una pasantía que realizó a Colombia para conocer la industria cafetalera de este país, se percató de la fortaleza de las federaciones de caficultores colombianos, por lo que ese año impulsó la formación de la Federación de Cafetaleros del VRAEM, de la cual fue el primer presidente. Dicha organización -que agrupa a productores de Ayna San Francisco, Santa Rosa, Samugari, Sivia, Anco, Ayahuanco, Chungui, Anchihuay, Vizcatán y de los distritos cusqueños de Kimbiri, Pichari, Villa Quintiarina y Villa Virgen- promueve el consumo local y regional del café y de sus productos derivados.

Pedro Ñahui, promotor de Café Ayacuchano / Foto: Cafelab.pe

Debido a que la roya amarilla ha hecho estragos en el café del VRAEM, el Estado ha promovido la renovación de cafetales con variedades más resistentes a esta plaga como el catimor pero cuyo puntaje de calidad en taza es bajo. Por ello, Pedro tiene la esperanza de aumentar variedades de mayor puntaje como típica y caturra que crecen a 1600 a 1800 metros sobre el nivel del mar.

Además, promueve el cuidado de la cosecha y postcosecha para garantizar la calidad de un café que obtenga mejores precios y pueda participar en Taza de Excelencia, un concurso que elige a los mejores cafés del país. Por ese esfuerzo, Café Ayacuchano paga a sus socios mejores precios que los que dicta la bolsa. No es una tarea fácil, sin embargo, todo lo avanzado en estos años le da la esperanza a Pedro de que van por el camino correcto. Pese a todo y contra todo.

DATO CAFETERO

¿Te gustaría leer más noticias como esta? ¡Suscríbete a nuestro boletín!


Etiquetas: , , , ,

COMPARTE:

Publicado por:

Foto Norka Peralta

Soy periodista en el diario “El Comercio”, estudié barismo en Le Cordon Bleu y he seguido talleres de cata y métodos. Mi método preferido es el V60. La frase que define mis días: “necesito una taza de café del tamaño de mi cabeza”. En realidad, es de Carrie Bradshaw, protagonista de “Sex and the city”, mi serie de TV favorita hoy, mañana y siempre.

Sígueme:

instagram Facebook twitter

¿Quieres recibir información cafetera en tu correo?

Suscríbete para más

Publicaciones recientes