COFFEE LOVERS

¡Métele café! Episodio 1 del podcast cafetero: el café molido

18 - agosto - 2019 / Por: Cafelab

ESCUCHA ESTE PODCAST AQUÍ

Qué rico que llegue ese día en el que puedes dormir unas cuantas horas más. Has trabajado toda la semana y finalmente ha llegado el momento de relajarte y hacer lo que más te gusta. ¿Y qué tal si le metes una buena taza de café peruano?.

Hola. Mi nombre es Pamela Acosta, una coffee lover como tú, y estoy aquí para pedirte que a todo lo que hagas, le metas café. En estos minutos te voy a contar algunas historias, datos curiosos, estadísticos, tips y rutas para disfrutar de nuestra bebida favorita.

[También te puede interesar: Una receta con café y pisco para calentar estos fríos días de invierno]

Hoy te voy hablar del café molido.

Moler el café es básico para su extracción. Es el proceso por el que se transforma y reduce el grano en pequeños pedacitos que incrementarán la capacidad de obtener todos sus sabores. Hagamos una prueba ¿Tienes café entero? Pon algunos granos en agua recién hervida y observa cuánto se demora en extraer el café. Pueden pasar horas y apenas si esta habrá cambiado de color. Es gracias al molido que se amplía la superficie de contacto del café con el agua que pasa a través del él y así es como se consigue la esencia.

¿Pero sabías que hay diferentes formas de moler el café? Como has escuchado, el café en grano, para poder ser extraído, debe molerse y para eso empleamos diferentes tipos de molinillos. Los hay manuales, pero también eléctricos. Entre los más populares están los de rueda de piedra dentada y también de cuchillas en aspa, como las licuadoras que muchos tenemos en casa.

¿Por qué esto es importante? Porque diferentes tipos de molino nos darán diferentes tipos de molienda, y dependiendo de la forma en que elijamos moler nuestro café, el proceso será más o menos complejo y el resultado será más o menos exacto.

Photo by rawpixel.com from Pexels

Supongamos que queremos usar nuestra cafetera eléctrica. La vieja confiable. Necesitaremos una molienda media, ni muy gruesa ni muy fina. Podemos usar un molinillo manual con rueda dentada. Si bien nos tomará un poco más de tiempo y esfuerzo, la granulometría, es decir el tamaño de las partículas de café molido, será más pareja. También podríamos usar un molino de aspas, de esos pequeños que son muy económicos y que mantienen el café en el contenedor superior mientras esté se va moliendo. Aunque el proceso es más rápido y fácil, obtendremos algunas partículas más grandes y otras más pequeñas, lo que podría hacer que cada taza de café sepa diferente.

Recuerda, cada método para preparar café tiene una molienda ideal, sin embargo el reto está en experimentar. Total, el café perfecto es el que más nos guste.

Eso es todo por hoy, espero que te haya gustado el programa y lo puedas compartir. La transcripción de este capítulo estará disponible en www.cafelab.pe, en donde también encontrarás más información cafetera. Gracias por haberme escuchado, hasta la próxima, y sigue metiéndole café.


Etiquetas: , ,

COMPARTE:

Publicado por:

Foto Cafelab

Plataforma digital que promueve el consumo de café peruano de la mano de una comunidad que esté al día en tendencias, rutas cafeteras, guía de compras, consejos de expertos y de todo lo que haga falta para consumir el mejor café. Es producida por La Tangente, generadora de contenidos para medios impresos y digitales.

Sígueme:

instagram Facebook twitter

¿Quieres recibir información cafetera en tu correo?

Suscríbete para más

Publicaciones recientes