Café Villa Chaco: esfuerzo cusqueño en una buena taza

Villa Chaco es una marca de café que desde hace un mes se distribuye en Lima por delivery. Se produce entre los 1800 a 1900 metros sobre el nivel del mar en el anexo Chaco Rosario, perteneciente al distrito de Echarati, provincia de La Convención, Cusco. Está a una hora de Quillabamba y forma parte de la ruta del café cusqueño.

La cosecha que ha llegado a la capital es la segunda que produce el caficultor Ángel Valle tras renovar sus plantaciones. Se trata de un café orgánico, de las variedades bourbon rojo, bourbon amarillo y típica, que crece bajo la sombra del pacae silvestre y del frondoso pisonay, entre otros árboles de la zona.

La cosecha se realiza de manera selectiva, es decir, escogiendo cuidadosamente cada grano maduro para garantizar un café especial que en taza alcanza más de 84 puntos. El proceso es lavado y el tueste es medio. Se comercializa en bolsas de de 250 gramos, 1 kilo y a granel.

Recibimos este café vía delivery gracias a Erika Tarazona, quien tiene a cargo la comercialización de la marca en Lima y el resto del país. Con las dificultades de la pandemia, ella se ha enfocado en las ventas al por mayor y menor de su café a través de las redes sociales. Si la demanda aumenta, quiere comprar café de otros productores de Chaco Rosario que tienen inconvenientes para vender su café a un precio justo.

“El esfuerzo de los productores de Chaco Rosario debe ser reconocido porque han recibido capacitaciones en años anteriores para hacer cosecha selectiva, un cuidadoso procesamiento y para sembrar su café por encima de los 1500 metros sobre el nivel del mar”, refiere Erika.

Villa Chaco tiene en taza notas a chocolate, frutos rojos, dulce cítrico y cuerpo sedoso. Hace tres años fue seleccionado entre los mejores cafés de Echarati y participó en la Expocafé de ese año.

DATO CAFETERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *