Sierra Café, una marca de café orgánico de Huancabamba

Sierra Café es la marca que fundaron Pierina Riofrío y María Fernanda Guerra, socias y amigas desde hace 10 años. Su fascinación por el café peruano las llevó al Alto Piura en búsqueda de granos exóticos y de especialidad.

Al ser piurana, era Pierina quien sabía que Huancabamba es una zona cafetalera por excelencia debido a la riqueza de sus tierras y sus maravillosos microclimas. Fue así que decidieron investigar y disfrutar los alrededores de San Miguel de El Faique en el tour del café. Visitaron fincas, probaron diferentes tipos de granos y eligieron al caficultor más dedicado, quien además fue condecorado con medalla de oro en el AVPA París 2017. De vuelta a Lima, decidieron dar a conocer y comercializar este café que las conquistó.

Sierra Café se cultiva en la Finca Huando, un lugar rodeado de montañas, quebradas, cataratas, diversos microclimas y abundante vegetación. El grano es de especie arábica y variedad típica, y crece a una altitud de 1300 msnm. Es un café natural y 100% orgánico.

La cosecha de este año comenzó en el mes de junio, cuando los cerezos de café llegaron a la madurez. Con especial atención y cuidado en el proceso de selección, se recolectaron los cerezos rojos para ser secados de forma natural. El también llamado beneficio seco consiste en colocar al sol los frutos maduros, en amplias terrazas durante 8 días. En este lapso, el grano del café pierde humedad, emana su miel y se carameliza dentro su propia cáscara. Tras su procesamiento, el grano verde es tostado en Lima por la Escuela Peruana del Café.

La presentación de Sierra Café es de 250 gr. y puede adquirirse en tueste medio y oscuro, en grano o molido. Si es molido, se ajusta a la cafetera del cliente (media o fina). De esta manera, el consumidor final tendrá en su taza un café recién tostado y recién molido, lo cual asegura su frescura, cuerpo, sabor y aroma. Su aroma tiene notas florales, a canela y naranja (reposado). En cuanto al sabor destacan las notas a caramelo, vino tinto, uva y durazno. Su sabor residual es fresa, toronja, manzana, con una acidez a mandarina (débil) y cuerpo a toronja. En taza tiene 84 puntos.

* Con información de Sierra Café

DATO CAFETERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *