La apuesta de Café Cueva: finca El Morito-Cajamarca

Jorge Cueva es parte de Café Cueva Tostadores Artesanales, una empresa familiar dedicada al negocio del tueste de cafés. Hace siete años inició el proyecto de afinar los procesos de la tostaduría familiar, lo que le llevó a buscar cafés de especialidad de diversas regiones y a comercializarlos en Lima. Después vendría un coffee bike en San Miguel.

“Fue una bonita experiencia porque como tostador pude contarles a los clientes sobre la trazabilidad (la ruta que sigue el grano desde la semilla hasta la taza) en el café y todo el trabajo que hay detrás”.

Jorge Cueva

Con la pandemia, ese coffee bike tuvo que dejar las calles. Sin embargo, Café Cueva Tostadores Artesanales no ha parado. Jorge se ha hecho cargo de todos los procesos desde el tueste, envasado y el delivery en bicicleta de un buen café cajamarquino.

David Flores, por su parte, le envía a Lima los cafés que produce de manera orgánica en su finca El Morito, ubicado en San José de Lourdes (Cajamarca), a 1700 msnm. Con ellos, Jorge logra un blend de dos variedades: 80% Caturra Amarillo y 30% Bourbon, a los que les ha dado un tueste medio alto. El resultado: un café de notas frutales, durazno, panela y acidez brillante (manzana verde).

Pese a las dificultades que el COVID-19 ha traído a todos, en el caso del café hay algunos beneficios que bien valen la pena mencionar. En base al trato con sus clientes, Jorge refiere que ha observado que están mejorando su consumo ya que buscan información sobre las notas que se pueden encontrar en la bebida y recomendaciones para prepararlo de la mejor manera. Además, se inclinan por un consumo más consciente. Por ello, también está comercializando otros productos orgánicos: una línea de tés de Inkafusiónate (Cusco), que antes se vendían en el coffee bike como tisanas naturales, chocolates de la marca Mito (Amazonas), miel de abeja de Oxapampa y algarrobina de Piura.

Aunque echa de menos a su bike coffee, Jorge ve como una oportunidad el enfocarse en el delivery y seguir impulsando el consumo de un origen que aprecia no solo por su calidad sino por el empeño que David Flores pone en él. “Ama el café y se esfuerza por participar cada año en concursos y mejorar su producción”, refiere.

En el 2018, su parcela fue certificada con el sello orgánico y los procesos de postcosecha como el tiempo de fermentación, lavado y el secado se realizan con un secador solar. Además, el 2019 inició un proyecto de una nueva finca con variedades finas (geisha, borbon y caturra amarillo). Por todo ello, Jorge seguirá apostando por este gran café capaz de endulzar tiempos difíciles.

DATO CAFETERO

Facebook: Café Cueva Tostadores Artesanales

Delivery: Whatsapp 992 687 398.

Precios: 250g. (S./15), 500g. (S./30) y 1 Kg. (S./50).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *