Inside Job Coffee, una iniciativa por el desarrollo y la educación agrícola

¿Se está haciendo comercio justo con los productores que se esmeran por mejorar la calidad de los granos en sus fincas? Esta es una interrogante permanente entre quienes nos movemos en el mundo del café. Lo cierto es que la gran mayoría de productores tiene poco o nulo conocimiento técnico e infraestructura para poder lograr el objetivo de mejorar la calidad de su café y, por tanto, el pago que reciben por él. Esto suele abordarse como “la crisis del precio del café”, pero es necesario conocer el real escenario de los pequeños productores cafeteros alrededor del mundo para responder la pregunta que inicia este artículo. 

Según Enveritas.org, de los 12,5 millones de pequeños productores de café que existen en el planeta, al menos 5,5 millones viven en o bajo la línea internacional de la pobreza (US$3,2 dólares al día). Se trata de un dato preocupante ya que el 60% de la producción mundial de café corre por parte de estos pequeños productores, generando una fuerza importante de producción; sin embargo, un 22% de esos pequeños productores viven y se desempeñan en condiciones extremadamente precarias.

La situación de pobreza es un impedimento no menor a la hora de poder tener acceso a programas de crecimiento o apoyo hacia ellos, debido también a que los gobiernos cuentan con muy pocos o inexistentes planes de desarrollo y mejoramiento de su situación actual. 

Ante este escenario, lamentablemente acrecentado por la pandemia que estamos viviendo, ahora la interrogante es: ¿Cómo podemos paliar este problema? Es en este punto en el horizonte donde aparecen nuestros amigos de Inside Job Coffee, quienes componen una plataforma de emprendimiento social, sin fines de lucro, con la cual buscan generar un cambio sustancial en las condiciones que enfrentan a diario los productores en el mundo. Según su propia visión, el primer paso es crear conciencia en la escena del café, donde tanto baristas, tostadores y toda la industria en general se involucren, informándose y llamando a otros a tomar la misma posta, incluyendo a los consumidores.

Armando Reyes Vargas, caficultor de 26 años de la zona de San Lucas Zoquiápam, México.

Inside Job Coffee define como su objetivo principal: el ir en apoyo de los pequeños productores a través de programas de desarrollo y educación agrícola. Dichos programas son entregados de manera totalmente gratuita, únicamente con el fin de impulsar el mercado cafetero a través de la cooperación social, y también dar a conocer el trabajo de los productores y la importancia de éste para los otros eslabones de la cadena del café, ubicando al productor como piedra angular de la misma. 

Actualmente, Inside Job Coffee ya está llevando a cabo esta iniciativa, trabajando en primera instancia con pequeños productores de la provincia de Junín, en Perú. A medida que esto vaya avanzando, podremos conocer más en detalle esta noble causa que va en pos del mejoramiento de las condiciones de los productores, tanto en Perú como en otras regiones cafeteras del planeta. 

Inside Job Coffee invita a quienes se interesen o quieran formar parte de esta iniciativa a participar en el proceso para convertirse en voluntario (a) de IJC. De igual forma, los programas de mejoramiento ya están a disposición de aquellos productores que necesiten mejorar sus condiciones tanto socioeconómicas como laborales.

Más información en www.insidejobcoffee.com y el e-mail: hello@insidejobcoffee.com y/o a través de sus redes sociales. 

* Autor: Miguel Cortés, barista y colaborador de Inside Job Coffee

Disclaimer: Cafelab.pe publica este artículo por considerarlo de interés para el sector y subraya que no tiene vínculos con Inside Job Coffee ni con sus autores. Invitamos a otras iniciativas a difundir sus artículos, previa edición, en este portal. E-mail: editorial@latangente.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *