El consumo de café en casa crecerá un 33% en los próximos cinco años

Los peruanos han cambiado su estilo de vida debido a las restricciones sanitarias impuestas a nivel global por el contagio de COVID-19. Ello, pese a las dificultades que han implicado para todos, ha venido acompañado por un aumento del consumo doméstico de bebidas calientes, según la Cámara Peruana del Café y Cacao. Durante el año 2020 el cpc (consumo per cápita) se incrementó un 2% en el canal minorista, llegando hasta los 2000 gr.

Lo anterior indicaría que hay más ocasiones y nuevas oportunidades para el consumo doméstico de bebidas calientes, entre las que se incluye el café. Debido a la pandemia, las pequeñas bodegas y mercados de abarrotes de venta al por menor son ahora los principales lugares de compra de estos productos. En el periodo 2015-2020, el valor comercializado en el canal minorista pasó de 1256 a 1775 (mill S/.).

Las bebidas calientes comprenden a las categorías de café, otras bebidas calientes y té. El año pasado, el volumen de ventas de estos productos en el canal minorista aumentó 6%, 3%, y 1% respectivamente.

El café tuvo una participación del 20% dentro del consumo de bebidas calientes en el hogar durante el 2020, según la Cámara Peruana del Café y Cacao. Su variedad en formatos y precios para distintos presupuestos ha hecho que más personas lo consideren un producto básico familiar. Incluso, hay quienes han empezado a consumirlo para replicar la experiencia de una cafetería en casa.

Por otra parte, el té tuvo un 8%, pero no sólo con el té negro clásico, sino también con el té verde y otros con sabor a frutas o herbales que se consumieron como aliviadores de estrés por la coyuntura. Las otras bebidas calientes incluyen una amplia gama de productos para distintos segmentos del mercado. De hecho, las bebidas saborizadas a base de chocolate han sido las preferidas por el segmento joven, así como las bebidas a base de malta u otras plantas típicas peruanas que se convirtieron en la principal opción para los adultos preocupados por la salud y bienestar. Por esta razón, su participación fue de un apetecible 72%.

Las proyecciones al año 2025 en este mercado dinámico indican que la participación del café en el consumo de bebidas calientes en el hogar crecería a una tasa (1) anual del 6%, mayor a las de otras bebidas calientes (5%), y té (3%). Así, el consumo de café en casa tendría un crecimiento total de 33% en los próximos 5 años.

De acuerdo a la data de Euromonitor (2020), antes de la pandemia, el mayor poder adquisitivo entre la clase media urbana peruana llevó a este sector a buscar nuevos formatos, mayoritariamente locales, de café fresco molido, así como en presentación de alto valor, versión estándar y en granos. Al aumentar sus compras para el consumo doméstico, estos consumidores siguen dispuestos a explorar con nuevos productos. Por ello, los hogares que consumen café molido pueden probar hasta 8 marcas (2) diferentes en un año. Al atender esta demanda divergente, otras marcas, además de las más conocidas, han incrementado su valor de ventas en el canal minorista en los últimos cinco años: de 61 a 128 (mill. S/.).

(1) Tasa de Crecimiento Anual Compuesta (2) Fuente: Kantar

Más conciencia sobre la variedad de formatos de café

Se empieza a notar un mayor involucramiento de consumidores en la cultura de café puesto que han aumentado su conciencia sobre las cualidades del café molido en formatos de alto valor, además de la presentación estándar y en granos. Esto gracias a las iniciativas de empresas que han facilitado información adicional sobre sus atributos. Por esta razón, aunque se esperan años de incertidumbre económica, resulta alentador para las empresas trabajar en innovaciones y desarrollo de nuevos productos. Se prevé que al 2025 el valor de las ventas en canal minorista para estos productos se incrementaría en un 46,9%, con un aumento aproximado de 105 a 150 (mill. S/.)

Permanecer más horas en casa, no sólo ha abierto una venta comercial a las empresas que ofrecen bebidas de acuerdo a los nuevos hábitos de consumo, sino que ha generado una experiencia de consumo en el hogar que podría implicar una tendencia en el largo plazo, pues es probable que se continúe trabajando desde casa mientras que los centros de trabajo se reactivan. Además, las cafeterías de especialidad, también afectadas por la pandemia, podrían beneficiase de esta tendencia, pues habría más consumidores entusiastas por tomar café de alta calidad, lo cual contribuiría a la recuperación de sus negocios, refiere la Cámara Peruana de Café y Cacao.

Este año se trabajará en el Plan Nacional de Promoción de Consumo de Café para impulsar el consumo de categorías específicas del café y motivar a más consumidores peruanos a discernir cada vez mejor las cualidades del café.

El Plan Nacional de Promoción de Consumo de Café forma parte del proyecto Alianza Para el Café Sostenible y Competitivo, ejecutado por la Cámara Peruana del Café y Cacao y la Junta Nacional del Café, como parte del Programa SeCompetitivo de la Cooperación Suiza SECO en colaboración con Helvetas Perú y la Embajada de Suiza en el Perú.

Nota: Texto producido por la Cámara Peruana del Café y Cacao / Publicado con su autorización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *