Resto-Zero: transformar y dar valor a los residuos del café

¿Sabías que el café genera en su procesamiento una gran cantidad de residuos que, de no ser aprovechados, contaminan suelo y ríos? Solo en el despulpado se producen anualmente más de 100,000 toneladas de desechos orgánicos, lo que genera gases del efecto invernadero que contribuyen al cambio climático. Frente a este impacto negativo de la industria, están surgiendo iniciativas que buscan cambiar esta situación. Una de ellas es Resto Zero.

Resto-Zero es una empresa que cree que es posible que el procesamiento puede hacerse disminuyendo la generación de desechos orgánicos que quedan tras separar la cáscara y la pulpa del cerezo de café de los granos.

Desarrolla productos a partir de la cáscara y pulpa del fruto de café. La cáscara de café se usa en infusiones y bebidas heladas; mientras que de la pulpa del fruto de café se obtiene una harina que puede ser consumida directamente o aprovecharse en repostería.

Emprendimiento social

Es una empresa creada por Verónica Gálmez (ingeniera forestal), Alejandro Ibazeta (administrador) y Mónica Ramos (ingeniera industrial). Son tres amigos que se conocieron el Compañía de Bomberos San Isidro Nro 100 que, además de desarrollarse en sus respectivas profesiones, anhelaban crear juntos un emprendimiento con impacto social.

En el 2016 empezaron a ver qué solución podían encontrar al problema de los residuos que genera el café en su procesamiento. Tras mucha investigación, ensayos y errores, lograron la optimización de la tecnología del proceso de secado de la pulpa y cáscara del café orgánico utilizando energía solar como fuente energética principal.

Entre los resultados obtenidos por esta tecnología están: la reducción a la mitad el tiempo de secado, el control automatizado de variables de secado y que los productos obtenidos cumplan con los estándares de calidad física, microbiológica, sensorial y comercial esperados.

Resto-Zero opera en alianza con la Cooperativa Agraria Cafetalera Ecológica Alto Palomar, ubicada en el distrito de San Luis de Shuaro, en la provincia de Chanchamayo, Junín. Esta organización cuenta con certificación orgánica, comercio justo y libre de trabajo infantil.

Nueva vida para el café

Harina de fruto de café: producto con alto contenido de fibra dietaria, potasio y antioxidantes. Además, tiene cafeína y magnesio. Se puede consumir directamente en ensaladas, jugos, batidos y cereales. También se puede agregar a recetas como sustituto parcial de la harina de trigo. Es fácil de disolver en mezclas y resalta el sabor del chocolate. Se comercializa en frasco de vidrio reutilizable de 300 gr.

Cáscara de fruto de café: Se prepara como infusión caliente o agua de tiempo (fría o helada) rica en antioxidantes. Tiene un sabor afrutado. Se vende en bolsa de papel compostable.

En la actualidad, Resto-Zero busca empresas interesadas en el desarrollo de productos con la harina de cáscara de cerezo de café como insumo.

DATO CAFETERO

  • 💻https://www.resto-zero.com/
  • 📨hola@resto-zero.com
  • Instagram: @restozero
  • Facebook: restozeroperu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *