Premio Sostenibilidad SCA 2021: Bosque de Protección Alto Mayo

“El Bosque de Protección Alto Mayo es una fuente de agua y, por tanto, de vida”, así resume Silvia Ivonne Paico Vera, jefa del Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM), la importancia de esta área que alberga 14 microcuencas y es la naciente del río Mayo que provee de agua a más de 200 mil personas. En su recorrido, el Mayo beneficia a la población de cinco provincias de la región San Martín hasta desembocar en el río Huallaga.

El BPAM tiene una extensión de 182 mil hectáreas y alberga también orquídeas y aves únicas en el mundo que atraen a turistas especializados en la observación de especies. Además, ha ganado fama por el trabajo de recuperación de áreas deforestadas que realizan las familias de la zona que se dedican al cultivo de café orgánico.

En el 2011, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), la ONG ECOAN y Conservación Internacional iniciaron la firma de acuerdos de conservación con caficultores que recibieron asistencia técnica y capital de trabajo, en base a insumos y materiales, para realizar el cultivo de café bajo sombra y frenar así la tala de árboles.

También fueron capacitados en la producción de abonos orgánicos con los restos de café que se obtienen durante su procesamiento así como en el tratamiento de las aguas mieles (o aguas residuales) que se producen durante el lavado del café antes de que entren en contacto con los cursos naturales de agua. Se firmaron 1,096 acuerdos de conservación, de los cuales hay 604 acuerdos activos a la fecha.

En el 2014 esta labor se fortaleció con la conformación de la Cooperativa de Servicios Múltiples Bosque de Alto Mayo (COOPBAM) por parte de estos caficultores comprometidos con la conservación de su bosque. Ellos cuentan ahora con la certificación de comercio justo y orgánico y exportan café a mercados internacionales que valoran su trabajo en pro de un café sostenible. Esta labor de conservación se ha trasladado incluso fuera del bosque y está siendo replicada por productores de Moyobamba, explica Silvia Ivonne Paico Vera.

Si bien el cultivo de café bajo sombra fue el primer paso para la protección del bosque, pronto se sumarían otras actividades que incluyen la formación de guías en avistamiento de aves y orquídeas entre pobladores con potencial para esta tarea. También se realiza la cosecha de un ecotipo de pitahaya propia de la zona, lo que les permite tener un insumo que comercializar cuando aún el café no es cosechado, así como la producción de mieles de abejas nativas y artesanías y bordados a cargo de mujeres organizadas.

Esta labor ha permitido en 10 años un 42% de disminución de la tasa de deforestación en el bosque de Alto Mayo y, por el contrario, se han producido 400 mil plantones forestales para reforestar áreas taladas. Estos indicadores nos demuestran que es posible producir café bajo altos estándares ambientales y sociales en un bosque de protección. Es por ello que el Proyecto REDD+ Iniciativa de Conservación Alto Mayo, que se ejecuta en el BPAM como fuente para la sostenibilidad financiera del área, fue declarado como ganador de los premios Sustainability Awards de la Specialty Coffee Association que reconoce los esfuerzos individuales y colectivos por un café sostenible en el mundo.

El Proyecto REDD+ Iniciativa de Conservación Alto Mayo ha permitido generar más de 4 millones de bonos de carbono y ha evitado la deforestación en más de 6000 hectáreas de bosque primario. En diciembre del 2012 este proyecto fue validado y verificado a través de Verified Carbon Standard (VCS) y Climate Community Biodiversity (CCB), dos principales estándares que certifican la reducción voluntaria de emisiones y proyectos de uso del suelo que abordan el cambio climático, apoyan a las comunidades locales y conservan la biodiversidad.

El Proyecto RED+ ganó los Sustainability Awards de la SCA de este año, imponiéndose a otros proyectos importantes como Biodiversidad Agrícola de Jimma (Etiopía), AtSource-Cultivando el Cambio Sostenible desde las Bases de la empresa Olam, Partnership for Sustainable Coffee y el proyecto de mujeres cafetaleras en Huila (Colombia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *