Probamos la cafetera Imaco Línea Gourmet para hacer espressos en casa

Poco a poco nuestras cafeterías favoritas vuelven a la normalidad, siempre respetando los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio de COVID-19. Sin embargo, hay personas que todavía no se animan a salir y prefieren seguir preparando su bebida favorita en casa.

No obstante nos preguntamos, ¿Es posible disfrutar de un espresso sin salir de nuestro hogar? Por supuesto que sí, pues en el mercado existen muchas marcas y modelos de cafeteras espresso que nos permiten replicar la experiencia de una cafetería.

Algunas cafeteras son más caras y con más especificaciones que otras, pero esta vez les presentamos una que es muy económica y que les hará sentir como si estuvieran detrás de la barra de una verdadera cafetería. Se trata de la cafetera Imaco Expresso Línea Gourmet, modelo IECM5B.

Según su propia descripción, esta cafetera de 670 watts tiene un cuerpo de plástico de alto impacto, la jarra para el café es de vidrio refractario con capacidad para 4 tazas y trabaja con una presión de 5 bares o atmósferas -recordemos que las máquinas profesionales de cafeterías tienen entre 9 y 15 bares de presión-. Además posee un portafiltro con filtro de acero inoxidable con capacidad para 20 gramos de café molido, una bandeja desmontable para retener los restos de café y una lanceta fija por la que sale el vapor de agua para el capuccino. Su precio en diferentes tiendas por departamento es de entre 150 y 170 soles.

La pusimos a prueba en Cafelab y a continuación te contamos los resultados.

Al ser una cafetera pequeña y ligera, no ocupa mucho espacio y se puede trasladar de un lugar a otro fácilmente. No necesita estar conectada a ninguna fuente de agua externa porque tiene su propio depósito incorporado. Para llenarlo se utiliza la misma jarra para medir la cantidad exacta de agua que se va a utilizar ya que no se recomienda que quede líquido en su interior.

El portafiltro y filtro nos ofrecen la misma sensación de estar manipulando uno profesional. De hecho hay que montarlo y girarlo hacia la derecha de la misma manera que en las máquinas de cafetería para asegurarlo en la cafetera.

La marca dice que se tarda unos 15 segundos en preparar el café espresso, pero eso no es del todo exacto. La cafetera primero debe hervir el agua, lo que puede tomar varios minutos, y como el agua no permanece caliente en la cafetera, este proceso se debe realizar cada vez que se prepara un nuevo café. En total, desde que se coloca el agua en el depósito hasta que pasa por el filtro, puede tardar unos 5 a 6 minutos aproximadamente.

Si bien con esta cafetera se tiene la sensación de operar una maquina profesional, no podemos decir lo mismo de la bebida. Al trabajar con solo 5 bares de presión el resultado es un café menos cremoso, menos intenso y con menos cuerpo que el de una máquina de espresso profesional.

Algo que no debemos olvidar es la limpieza, no solo del filtro y portafiltro, sino también del depósito de agua. Para hacerlo debemos eliminar todo el vapor por la lanceta antes de abrir la tapa, de lo contrario podríamos quemarnos.

En esta oportunidad no probamos la capacidad que tiene esta cafetera para texturizar la leche y hacer los capuccinos, pero prometemos que lo haremos muy pronto.

Mira el video para ver cómo funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *