USAID Perú: productores de café del Monzón tienen un futuro lleno de esperanza

Hasta hace unos años, hablar del Alto Huallaga era hablar de una de las principales zonas de producción de hoja de coca para el narcotráfico. Hoy, luego de muchos años de trabajo, dedicación, y sobre todo de apoyo de instituciones públicas y privadas, esta zona del valle del Monzón en Huánuco es tierra de buen café y otros productos de desarrollo alternativo.

Una de estas instituciones es USAID, que ayuda al gobierno peruano a potenciar su estrategia nacional contra las drogas a través de Alianza CAFE (Coffee Alliance for Excellence) y Technoserve, para apoyar a los agricultores y conectarlos con las asociaciones y mercados y así obtener precios más altos por sus cultivos.

Jene Thomas entrevistado por Pamela Acosta. Foto: Norka Peralta.

Jene Thomas, director de USAID Perú, pudo constatar en el campo el resultado de este esfuerzo. Cafelab conversó con él durante el desarrollo de la Expoferia Café Tingo María 2021.

La productividad ha aumentado sustantivamente en este proyecto. Tenemos 25 años trabajando café y cacao en la zona y solo en estos 3 a 4 años hemos visto que ha aumentado en unos 40% su productividad por las técnicas y los insumos orgánicos que en muchos casos pueden producir ellos mismos en sus chacras.

Jene Thomas, director de USAID Perú

La presencia de USAID Perú no solo se encuentra en esta parte de Huánuco, también en San Martín, Loreto, Ucayali, Madre de Dios y Pasco, regiones que atravesaron momentos muy difíciles.

Jene Thomas y representantes de Alianza Café en Tingo María. Foto: Pamela Acosta.

Esta zona ha sido en décadas pasadas víctima del narcotráfico pero todos los productores del Monzón nos han hablado de la transformación que han experimentado desde un pasado muy complicado a un futuro en el que ellos tienen esperanza. Ese fue el motivo, ayudar a las comunidades a salir de ese ciclo vicioso en el que estaban atrapados, y ahora están mucho más productivos y felices, en incluso han retomado tradiciones de sus antepasados.

Jene Thomas, director de USAID Perú

La pandemia significó un punto de quiebre para muchas personas y sus negocios, y los productores cafetaleros del Monzón no fueron la excepción. Sin embargo USAID no dejó de brindar su apoyo. Y si bien en el 2020 hubo baja productividad debido a la cantidad de contagios, para este año se espera un repunte del precio del café a nivel internacional.

Jene Thomas en la finca de León Dionisio en Huánuco. Foto: Alianza CAFE.

Estamos preocupados por la reactivación económica post Covid-19. Nuestras actividades están reorientadas a que los peruanos en las zonas donde trabajamos reactiven sus economías. Ver qué podemos hacer para que los emprendedores de café, de cacao, de productos de madera, de frutas, porque trabajamos mucho con comunidades indigenas, que todos tengan más oportunidades. Es nuestra prioridad.

Jene Thomas, director de USAID Perú

Y no hay duda de que lo están logrando, pues el café, el cacao y muchos otros productos de la zona ya cuentan con reconocimiento nacional e internacional, no solo por las historias que hay detrás de cada uno de ellos, historias de mujeres y hombres que lucha día a día en el campo, sino por su alta calidad y excelente sabor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *