Los jóvenes catadores de café del Bosque de Protección Alto Mayo

En el Bosque de Protección Alto Mayo, ubicado en la provincia de Rioja, en región San Martín, se produce café orgánico que garantiza la reducción de la deforestación en el área, pues los caficultores están comprometidos a no talar el bosque. Como parte de este proyecto, hace tres años se inició la capacitación en catación de cafés de los hijos de estos productores que han suscrito acuerdos de conservación del bosque e integran la Cooperativa de Servicios Múltiples Bosque de Alto Mayo (COOPBAM).

El objetivo era proporcionarle a estos jóvenes los conocimientos que les ayudasen a mejorar la calidad del café que producen sus familias y una formación técnica para quienes buscan trabajo en cooperativas de la región. Al menos 31 jóvenes se han capacitado en los últimos tres años en la Escuela de Catación BPAM, un laboratorio implementado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), entidad adscrita al Ministerio del Ambiente (Minam).

En la escuela participan los hijos de los caficultores de Alto Mayo / Foto: Homer Leiva-Sernanp

Según Ivonne Paico, jefa del Bosque de Protección de Alto Mayo, muchos de estos jóvenes trabajan fuera del área protegida, promoviendo la calidad de los cafés de la región. Por ello, su sueño es que el laboratorio de café de la Escuela de Catación BPAM obtenga la certificación de la Coffee Quality Institute (CQI), lo que les permitirá a los pobladores de San Martín obtener el grado profesional Q Grader en catación de café a nivel mundial sin tener que dejar su región. A fin de cumplir con los requisitos de la CQI están realizando las modificaciones necesarias a la infraestructura del laboratorio antes de ser evaluados.

“De lograrlo, sería la primera vez que un área natural protegida del mundo forme a sus propios profesionales de Q grader con la certificación CQI”, afirma Ivonne, convencida de que lo van a lograr.

Desde hace 10 años se capacita a los caficultores que hayan firmado acuerdos de suscripción para la conservación del Bosque de Protección de Alto Mayo. “Al inicio era fortalecer la capacidad técnica de los productores, ayudándolos a manejar su suelo sin plagas ni agroquímicos, pero luego se les enseñó a cuidar el bosque sin deforestar y en el 2014 se crea la Cooperativa de Servicios Múltiples Bosque del Alto Mayo (COOPBAM), la cual, en poco tiempo, ha demostrado ser una de las principales exportadoras de cafés especiales en la zona”, refiere Ivonne Paico.

Esta cooperativa de 452 socios ha exportado 931 toneladas de café a mercados en Estados Unidos y Europa desde el 2014. También comercializa su producción en pequeñas bolsas de café para pasar en el mercado local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *