Más café y menos CO2 en Ecuador y Perú: en busca de un café carbono neutro

Por:

«Más café y menos CO2» es una iniciativa binacional que promoverá en dos años un modelo público-privado para impulsar la producción de café carbono neutro con prácticas amigables con el medio ambiente en Perú y Ecuador.

Este proyecto tiene por objetivo promover prácticas de secuestro de carbono en el sector cafetero, con potencial de réplica, producción cafetalera en sistemas agroforestales (SAF) y establecer un punto de partida en ambos países para el desarrollo de estrategias y políticas que permitan la reducción de gases de efecto invernadero (GEI) más eficientes y posicionar el café carbono neutral en el mercado. Esto en cumplimiento de las normas internacionales de sostenibilidad y la obtención de certificaciones para prácticas amigables con el medio ambiente.

Compromisos ambientales por el café

A nivel mundial y en los últimos años las emisiones de carbono se han venido incrementando aceleradamente. En mayo del 2021 se registró la mayor emisión de CO2 a la atmósfera: 415 partes por millón. Esto se traduce en un aumento de temperatura del planeta cuyos efectos golpean especialmente a cultivos estratégicos en la región andina, como el café.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la agricultura contribuye entre el 10 y el 12% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. En este marco, Perú y Ecuador han renovado sus compromisos climáticos al 2030, para quintuplicar esfuerzos de reducción de emisiones de CO2. El proyecto Más café y menos CO2 en Ecuador y Perú contribuye a ello.

Mariela Wismann, directora latinoamericana del Programa Café de Rikolto y coordinadora del proyecto, comenta “El uso de fertilizantes – si nuestra producción es convencional-, las aguas residuales de lavado, la deforestación y, las implicancias del empaque y el transporte tienen efectos sobre el aumento de la temperatura. Si no usamos métodos ambientalmente sostenibles no podremos seguir produciendo café de alta calidad.”

La iniciativa generará herramientas y capacidades para cuantificar las emisiones de carbono durante el ciclo de producción del café, definiendo acciones que ayuden a minimizarlas. La alianza del proyecto con la academia permitirá al sector cafetalero hacer más eficientes las medidas de reducción de gases de efecto invernadero (GEI), basando las acciones en evidencia. Junto a las entidades de gobierno e internacionales, se escalarán las soluciones hacia estrategias y políticas públicas para disminuir la huella de carbono del café y posicionar el café carbono neutro en el mercado.

Buenas prácticas y sistemas agroforestales

Los sistemas agroforestales, diseñados en base a mediciones del ciclo de vida de la producción cafetalera, son parte importante de los planes de acción que permitirán secuestrar más carbono en las fincas, especialmente en las zonas fronterizas de Cajamarca (Perú) y Zamora Chinchipe (Ecuador). Así lo vienen demostrando estudios recientes realizados por la PUCP, como parte de la Red Peruana de Ciclo de Vida y Ecología Industrial (PELCAN).

Por ello, el pasado 01 y 02 de junio, este proyecto binacional impulsó, en el marco de su lanzamiento, un programa de intercambio de experiencias para la mitigación de la huella de carbono en la producción del café en San Ignacio, Cajamarca, que convocó a más de 40 productores, académicos y funcionarios de ambos países para conocer metodologías de investigación, capacitación e innovación de productores que serían la base para próximas estrategias y políticas nacionales que promuevan el café carbono neutro en la región andina.

Fueron protagonistas del encuentro las experiencias de las cooperativas locales de La Prosperidad de Chirinos y Aprocassi, promovidas junto a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y Rikolto. El espacio de aprendizaje fue organizado por las mencionadas organizaciones, impulsoras del proyecto, que se ejecuta en alianza con el Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (CONGOPE) y la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) en Ecuador; así como la Plataforma Multiactor de Café de Cajamarca (PMACC). También apoyaron el encuentro organizaciones como Sernanp y la Red Técnica del Norte en Perú.

El intercambio de experiencias fue un primer paso que permitirá a productores cafetaleros de Cajamarca y Zamora Chinchipe aprender y replicar buenas prácticas, con el acompañamiento de expertos de talla internacional. Como parte del recorrido se compartieron detalles del proceso de desarrollo de la calculadora de huella ambiental (CalCafé/PromPerú), la experiencia de investigación participativa para el estudio de la huella ambiental en la región Cajamarca, herramientas como manuales y entrenamientos, modelos agroforestales como parte del plan de gestión de riesgos de la finca, y ejemplos de buenas prácticas que permiten disminuir la huella de carbono (producción de abono orgánico y cascarilla de café).

Junto al consorcio del proyecto, participaron del lanzamiento y posterior intercambio entidades nacionales e internacionales como Embajada de Bélgica en Perú y Ecuador, PNUD, Rainforest Alliance, Ministerios de Ambiente y Agricultura y Ganadería del Ecuador (proyecto Proamazonía), Sernanp, Senasa, Gobierno Regional de Cajamarca, Municipalidad Provincial de San Ignacio, Agencia Agraria San Ignacio, proyecto MOCCA/USDA, cooperativas Cenfrocafé, ACPC Pichanaki, Selva Andina y Valles del Café; así como organizaciones productoras que participan de la iniciativa: APECAP (Ecuador), UNICAFEC, CASIL, APROCASSI y La Prosperidad de Chirinos (Perú).

* Con información de Rikolto y la Plataforma Multiactor de Café de Cajamarca

Compartir:

Deja el primer comentario

Entradas relacionadas