Café Pendiente: una taza solidaria

En el siglo XVII surgió en Nápoles una hermosa costumbre cafetera: Caffè Sospeso, en español se le llama Café Pendiente. La leyenda dice que cuando alguien estaba contento iba a una cafetería a tomarse un café y dejaba pagada una segunda taza de café para una persona sin recursos económicos. Este Seguir leyendo