El coffee box de MamaQuilla que transmite la experiencia de catar cafés

El consumo de café en casa por la Covid-19 ha significado un reto para quienes se aseguraban su dosis diaria de café en sus cafeterías favoritas. Muchos han tenido que adquirir su kit básico para hacer café frente a las cuarentenas que hemos tenido que sobrellevar en estos 11 meses de pandemia. Esto ha impulsado a que no pocos quieran mejorar su consumo, aventurándose por nuevas marcas, orígenes y métodos de preparación.

Para las cafeterías y marcas de café esta demanda del consumidor —bienvenida sea— ha supuesto también un desafío porque ¿cómo transmites todos los atributos y sensaciones que se esconden en una taza de café con las restricciones sanitarias vigentes? El equipo de MamaQuilla, conformado por Gracia Briceño (tostadora y catadora de cafés especiales), Renzo Ruiz (barista y bartender) y Kheyla Dávila (barista), han dado un gran paso en responder esta interrogante creando un box de cata de cafés participativa.

El último viernes tuvimos la oportunidad de ser parte de la primera cata participativa de MamaQuilla que consistió en el envío a domicilio de un box con lo esencial para trasladar al consumidor la experiencia de cata de cafés especiales. Incluyó 3 muestras de cafés a catar (cuyos orígenes desconocíamos), 1 ficha de catación de la Specialty Coffee Association (SCA) para calificar a los cafés en sus diversos atributos, pirex para colocar los cafés molidos, la rueda de sabores y aromas desarrollada por la SCA para describir cafés y un sobre cerrado con las fichas de los cafés que debíamos abrir al final de la experiencia.

Un día antes se nos indicó los implementos que debíamos tener en casa: balanza, molino de café, pirex o envases adicionales, escupidero (para desechar los cafés tras probarlos), cuchara de catación (o una cuchara normal) y lapicero a la mano para anotar nuestras impresiones en la ficha de catación.

La cata se realizó vía Zoom y fue dirigida por Gracia Briceño, quien nos explicó de qué se trata la cata de cafés y el protocolo que se sigue en catas profesionales. Además, bajo su guía, realizamos la cata de los tres cafés que habían seleccionado. Fue una cata adaptada, pues el armado de una mesa de catación profesional implica varios accesorios y pasos que serían complejos (y costosos) para un consumidor.

Fue, además, participativa porque todos los asistentes tuvieron la oportunidad de dar sus impresiones en torno a lo que encontraban en los cafés en grano, ya molidos y en contacto con el agua. Tras ello, abriendo el sobre cerrado, se nos revelaron los cafés que probamos: Hilda Leguía de La Convención, Cusco (primer puesto de Taza de Excelencia 2020), Alfonso Huayta de Kimbiri, Cusco, y César Bravo de San Martín de Pangoa, Junín. Todos cafés especiales y de gran calidad que puedes encontrar en MamaQuilla en grano o en su carta de bebidas.  

¡Felicitamos al Team MamaQuilla! Por esta iniciativa que permite al consumidor de cafés mejorar su consumo en base a información profesional y transmitida en una experiencia participativa que respeta sus conocimientos y entusiasmo y que, sin duda, le hace querer dar el paso al siguiente nivel en su consumo.  

DATO CAFETERO

  • MamaQuilla Tostaduría – Cafetería – Catering
  • Dirección: Av. Manuel del Valle km 1.8 – Pachacámac.
  • Teléfono: 950268327
  • Correo: mamaquillacafe@gmail.com
  • Facebook: MamaQuilla
  • Instagram: mamaquilla_tostaduria 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *